Seleccionar página

A todos nos sucede. Un día es perfecto pero leemos un comentario negativo sobre nosotros y boom, se nos viene el mundo abajo. ¿Por qué? Da igual haber recibido 100 halagos ese día, porque ese único comentario ofensivo es el que nos va a marcar. Todo tiene que ver con un proceso químico en el cerebro.

Lo que he comentado arriba nos suede a todos. Desde personas comunes hasta los famosos millonarios que exponen su vida públicamente. Me he decidido a escribir este artículo tras ver un vídeo de Sophie Turner (Sansa Stark en Juego de Tronos), en el que en abril de 2019 ha hecho público que lleva años en tratamiento contra la depresión varios años y que la presión de las redes sociales ha tenido bastante que ver en ello.

make good art Sansa stark

La gente cobarde puede ser cruel

Ella comenzó actuando cuando era una cría, y la fama le llegó muy rápido y de golpe. Al poco tuvo que comenzar a aguantar comentarios como «Sansa tiene muchos granos», «Sansa ha ganado peso» o «Qué mala actriz eres». Por un lado la gente se refería a ella por su personaje, cuando ella es una persona. Por otro lado, estaban sacando a relucir cosas normales, como granos y ganar peso, pero hay gente muy débil que disfruta haciendo sentir mal a los demás y utiliza hechos normales de la vida para atacar. Se encerró en sí misma durante mucho tiempo y por fin aceptó comenzar un tratamiento.

Como bien dicen en el vídeo, el 99% de las chicas desearíamos ser ella, ¿no? Joven, guapa, famosa y millonaria. Y aún así ella se siente insegura. Llega a contar que durante las escenas se llegó a preocupar más por cómo salía su nariz en pantalla que por la actuación, por lo que los comentarios negativos llegaban a afectar realmente a su calidad de interpretación porque le importaba más Sophie Turner que Sansa. No es justo. No es justo que se metan con ella ni que se metan con otras personas de esa manera tan cruel porque no hay necesidad alguna.

make good art Sophie turner young

Sophie Turner comenzó a actuar a los 15 años.

No hay necesidad porque no son críticas constructivas. Son críticas destructivas con el único objetivo de hacer sentir mal a otra persona para sentirse mejor uno mismo. Eso es muy mediocre. Y si ella que lo tiene prácticamente todo ha llegado a sentirse tan mal por la presión ejercida sobre ella desde redes sociales, cómo un chico o chica normal no va a sentirse así, agobiado y frustrado por lo que dicen sobre él o cómo percibe que los demás son más exitosos. Este último punto será tema de otro artículo en el que hablaré sobre cómo en redes sociales enseñamos lo que queremos que la gente vea de nosotros, potenciando la felicidad o el dramatismo para generar envidia o atención.

¿Por qué los comentarios negativos perduran tanto en nuestro cerebro?

Investigando un poco sobre el tema llegué hasta el artículo The Neurochemistry of Positive ConversationsCuando nos sentimos solos, tenemos miedo, nos vamos a enfrentar a algo que nos asusta, nuestro cuerpo produce mayores niveles de cortisol provocando que estemos más alerta, más preparados para afrontar un peligro. De esta manera estamos nerviosos y tensos en situaciones en las que no tendríamos que estarlo, porque finalmente no ha sucedido nada o no es grave, pero nos hace percibir como peores algunas situaciones. El efecto, según el artículo, puede extenderse hasta 26 horas, pero como durante esas horas seguimos dándole vueltas al tema el cortisol se sigue liberando, aunque en menor medida, y de ahí que se extienda esa sensación de preocupación durante más tiempo.

make good art Hannibal brain

Se produce una reacción química en nuestro cerebro.

Cuando estamos felices también se libera una hormona, la llamada oxitocina. Pero esta tiene un efecto que perdura menos tiempo porque, digamos, la digerimos mejor.

Más o menos y a modo de resumen así es como trabaja nuestro cerebro, y por eso algo mínimamente negativo nos puede arruinar un día.

Volviendo a redes sociales

Antes de publicar algo negativo contra alguien pensemos que hay una persona detrás de esa cuenta. Pensemos si nuestro comentario tiene sentido. ¿Llamar feo a alguien sirve de algo? Creo que no. Sin embargo felicitar a alguien por su buen trabajo sí, porque le estáis animado a que continúe haciéndolo y de esa manera aporte algo positivo.

Una critica bien planteada puede ser constructiva y servir de ayuda, está claro. No sólo hay que decir cosas bonitas porque entonces no aprendemos de nuestros errores. Pero como digo, constructiva y educada. Pero las formas con las que se dice importan muchísimo. Y de todas maneras, opinar sobre el físico de alguien detrás de un avatar usando un teléfono es bastante cobarde y no te hace ni más alto ni más guapo, sólo más mediocre.

Os recomiendo ver el vídeo. Son seis minutos muy interesantes y yo lo he utilizado en una charla que he dado en una escuela a chavales de 4º de ESO. Lo utilicé para que vieran que no están solos, que por desgracia no son los únicos que sufren, para que busquen ayuda porque todos la necesitamos en algún momento y para que comprueben el efecto tan negativo que puede tener un comentario tan gratuito como «qué de granos tienes».

Share This
A %d blogueros les gusta esto: