Seleccionar página

Me encuentro demasiadas veces con la obsesión de mirar el número de seguidores pero no fijarse en otros detalles. Por ejemplo, ¿de qué sirve que una cuenta tenga 10.000 seguidores si cuando publica algo no recibe ningún RT, tiene 2 Me Gusta y ningún Comentario? Vale de más tener 5.000 seguidores pero 10 RTs, 5 Comentarios y 20 Me Gusta. ¿Por qué? Porque importa lo que esa cuenta dice.

Lo más habitual para quien desconoce cómo funcionan las redes sociales es fijarse en el número de FOLLOWERS. Es una obsesión. Tanto ganarlos como hacer campañas con gente que tenga muchos followers. Pero vamos a ver en varios pasos por qué no es una cifra tan importante y en qué otros detalles hay conviene fijarse.

Número de Followers

Es el número de gente que sigue una cuenta, porque en teoría le interesa lo que esta dice. Es la obsesión de todos: Ganar más y más seguidores. Pero eso lleva a veces a utilizar técnicas que sí, que traen cifras, pero muchas veces no son seguidores de calidad (que luego veremos lo que es).

Las técnicas más utilizadas para ganar seguidores son los sorteos de RT + Follow y a veces + #hashtag. De esta manera cientos de cuentas que sólo participan en sorteos pero que no tienen interés en el contenido de ninguna de las cuentas participarán, harén RT y seguirán la cuenta. Por un lado sí, están dando difusión al sorteo, llegará a sus seguidores a través del RT y la cuenta que lo ha lanzado verá cómo aumentan los seguidores. El problema que yo vi hace años a esta técnica es que luego parte de esos seguidores se van, por lo que hay un pico de decrecimiento. También un porcentaje alto de los que se quedan no participan en el resto de publicaciones. ¿Y en qué resulta eso? En un menor engagement, que a fin de cuentas es la cifra que importa.

Artículo recomendado: Las redes sociales, sin interacción dejan de ser sociales. 

Si además utilizamos a Influencers para que hagan RT a ese tuit que hemos lanzado del sorteo, ¡la repercusión va a ser brutal! Miles de RTs, de comentarios y de seguidores nuevos. Parece muy bonito, pero insisto, hay picos de decrecimiento y un porcentaje de nuevos seguidores que no interesan porque jamás van a participar. Sólo van a ser una cifra positiva en el contador de «Followers», pero negativa en el contador de «Engagement». Dejarse llevar por lanzar estos sorteos suele ser fácil, porque piensas que «Así gano algo, que me sigan, encima de que les lanzo un sorteo…». Bueno, depende de qué cifra te importe.

Los seguidores de calidad

Qué quiero decir con seguidores de calidad sin que parezca que hay seguidores que no lo son… Pues son aquellos que siguen una cuenta por un interés puntual pero que no están interesados en el producto, sólo en ese sorteo que lanzaste del que ni se leyeron las bases legales y no saben que no van a poder disfrutar del premio porque las entradas de cine sorteadas son para una premiere que tiene lugar en otra ciudad distinta a la que viven.

Pueden ser usuarios de verdad con mucho tiempo libre que buscan «#Sorteo», «Sorteo», «Concurso»… en las redes sociales o que recurren a foros en los que se comparten los sorteos entre los usuarios. O también pueden ser bots programados para entender qué pide un tweet y seguir los pasos «RT + Follow».

Considero que un usuario es de calidad para mi cuenta cuando entra a ella y por interés propio decide seguirla. Ya sea porque me ha visto en una charla y me busca, porque alguien que ya es Follower ha hecho RT a una publicación mía o porque llega de casualidad. Como sea. Lo importante es que su decisión de pulsar el botón de «Seguir» ha sido tomada porque, en principio, le interesa lo que cuento. Por lo que, en principio, va a interactuar con algunas de mis publicaciones, y eso es lo que yo quiero.

Aquí vendría la réplica a mi argumento de «Ya, pero a lo mejor gente que ha dado a seguir sin tener mucho interés luego resulta que sí que se vuelve fan de la cuenta/marca/compra productos». Sí, no voy a negarlo. Puede suceder. Pero no me gusta sacrificar Engagement a cambio de Followers. Los usuarios que vean un sorteo y se interesen por el producto van a curiosear la cuenta, y si el contenido que hay les interesa van a seguirla.

Yo por ejemplo siento rechazo por sorteos en los que me obligan a seguir una cuenta. Tal vez sea deformación profesional, cabezonería mía, pero salvo que de verdad me guste esa cuenta no voy a seguirla ni voy a participar. Pierden mi RT. Y mi RT podría haber hecho llegar su mensaje a mi timeline y que alguien estuviera interesado en la cuenta y sí la siguiera.
Los bots van a participar sin Follow, los usuarios cuyas cuentan sólo tienen contenido de sorteos también, por lo que no estaremos perdiendo el RT de los caza-tesoros y tal vez llegar a usuarios interesantes a través de ellos.

Artículo recomendado: La mentira y evolución de los bots.

La importancia del Engagement

Es como tener 1.000 amigos en Facebook pero que nadie venga a tu cumpleaños. ¿De verdad esos 1.000 amigos creían que era de verdad? Es una ejemplo que utilizo para que mi razonamiento se entienda fácilmente. Será mejor tener 200 amigos y que vengan 20, a tener 1.000 y comprar bebida y comida para 500 y que no aparezca nadie, ¿no?

Engagement significa Interacción, y es la cantidad de interacciones que se producen con un contenido que tú lanzas:
-RT / Compartidos
-Me Gusta
-Comentarios

En general se mide por estos cuatro factores. El RT y Me Gusta son los más fáciles de conseguir en Twitter, porque lees algo que te hace gracia, lo compartes y sigues con tu vida. Sin embargo recibir comentarios es lo más difícil, porque significa que alguien te está dedicado 1 minuto de su vida para replicar a tu publicación. Puede ser algo positivo, que te lleven la contraria pero educadamente, un hater o algo sencillo como un emoji de cara riéndose porque le ha hecho gracia.
Aunque si alguien hace RT tiene un gran valor porque está haciendo que tu mensaje llegue a más gente porque se difunde en su timeline, y las estadísticas de tus impresiones serán mayores, hay que valorar mucho más el esfuerzo de que alguien te haya comentado. Y sobre todo no perder la oportunidad de responderle para que se genere una conversación o simplemente que tenga ganas de volver a comentar.

Como estudio indie, marca o simplemente alguien que tiene interés, ¿qué debes hacer?

Guiarse sólo por el número de Followers es un error. Necesitas saber cuál es el % de seguidores de cada país y el % en cada rango de edad. Porque no es lo mismo vender un producto digital a nivel mundial que un reloj súper caro que sólo se venden en una tienda local de Lorca. ¿No? No te interesará pagar un precio desorbitado por un influencer con 10.000.000 de seguidores si resulta que la mayoría viven fuera de España, y los que viven en España tienen entre 12-17 años, porque normalmente no tendrán el dinero para pagarse ese reloj súper caro igualmente. ¿Verdad?

Menos mal que las marcas cada vez más piden estos datos antes de invertir en una cuenta sólo fijándose en el número de seguidores. Y es que de ahí salen luego los artículos sobre malas experiencias con influencers. Que resulta que tal vez sea la marca la que no pidió los datos que debía, el intermediario que se hizo el loco y el influencer que se llevó el dinero por hacer el trabajo que le pidieron.

Recordaréis el caso de esa influencer con millones de seguidores que no logró vender un par de decenas de sus propias camisetas. Y es que en ese caso la gente la seguía, ¿por su físico?, ¿por sus fotos bonitas de paisajes?, ¿porque simplemente les hacía gracia? Pero no era gente fiel a esa marca, a esa influencer. En ningún caso iban a pagar dinero por llevar algo suyo.

El problema de los bots cada vez más sofisticados

Un problema para, a primera vista, saber si una cuenta de Influencer o de Marca es de calidad, porque además de seguidores tiene un buen engagement (porque es algo visible para todos los usuarios), es que los bots son cada vez más sofisticados. Ahora ya no son cuentas huevos sin biografías y con nombres de usuario con muchos números. Ahora son cuentas que parecen reales, con fotos, biografías, que siguen a cuentas de gustos similares a los que ellos parecen tener, y que dan Me Gusta y Comentan publicaciones de quienes les pagan. Así que ahora es más difícil y casi hay que sacar un kit de escena del crimen de CSI para detectar cuentas que engordan sus cifras mediante malas artes.

Make Good Art guarda y comparte

Share This